CG- Riesgo, la palabra que deben tener en mente Revisores Fiscales y Auditores

Toda empresa pasa por períodos complicados y en ocasiones salen a relucir fraudes y errores que podrían poner en peligro sus finanzas. Pues bien, los Auditores y Revisores Fiscales tienen armas para combatir esta situación y aquí les contamos cuáles son.

Vladimir Martínez, director de Auditool afirma que, “el objetivo del Auditor es identificar y evaluar los riesgos de error material, ya sea debido a fraude o error, que pudieran existir a los niveles de estados financieros y de aseveraciones, por medio del entendimiento de la entidad y su entorno incluyendo el control interno de la entidad, dando así una base para diseñar e implementar las respuestas a los riesgos evaluados de error material”.

Lo anterior quiere decir que todo Auditor debe realizar actividades como identificar riesgos; evaluar su susceptibilidad a errores en la información financiera, incluyendo errores o fraudes; crear procedimientos de auditoría que permitan evaluar el diseño, la implementación y efectividad de los controles implementados, y perfilar procedimientos de auditoría sustantivos de acuerdo con la evaluación de los riesgos.

Administración de riesgos

Para la correcta administración de riesgos es necesario considerar tres aspectos: evitar el riesgo siempre que sea posible para evitar pérdidas; controlar el riesgo para minimizar las pérdidas, si no es posible evitar el riesgo y, tolerar el riesgo cuando su control implique gastos similares o superiores al mismo riesgo.

Como lo asegura David Cabrera Espinosa, Titular de Contaduría y Finanzas de la Universidad Anáhuac de México, el administrador de riesgos debe tomar posturas como:

Actitud conservadora. Las estrategias se basan generalmente en no hacer nada que implique un riesgo, por lo que el crecimiento de las operaciones y de la empresa se verá siempre limitado.

Actitud contraria al riesgo. La estrategia se basa en trasladar el riesgo a terceros, mediante coberturas. Esta posición la asumen la mayoría de las empresas expuestas a importantes riesgos. Esta actitud ayuda al crecimiento por medio de la gestión de negocios.

Actitud neutral. Aquí la estrategia se basa en la aceptación del riesgo, debidamente evaluado con un análisis de costo-beneficio; si el costo es mayor que el beneficio o el mismo riesgo, no asume coberturas.

Tipos de riesgos

Riesgos de negocio: son los factores que pueden generar que la compañía no logre sus objetivos.

Riesgos de fraude: aquellos factores que pueden generar que se presenten fraudes dentro de la organización.

Riesgos de procesos: aquellos factores que pueden generar que los procesos de la compañía no cumplan sus objetivos.

Globalización y riesgo

La globalización está generando riesgos para las organizaciones, los cuales no son identificados ni por la administración de la organización, ni por sus auditores. Cuando no se identifican, pues no se toman acciones con el objetivo de reducir su impacto lo que hace que exista riesgo en el negocio.

Algunas de las acciones que puede tomar una organización para que el riesgo se disminuya pueden ser: aceptarlo, intentar reducirlo, transferirlo y evitarlo.

Tenga presente

Los riesgos impactan los estados financieros de una organización; es así que para un auditor debe ser prioridad identificarlos y saber cómo la empresa responde con controles ante la materialización de estos riesgos y cómo se revela su efecto en los estados financieros.

Fuente: actualícese.com